Monday, May 19, 2008

La música del futuro: reacTable

Video 1:




Video 2:





Hola compañeros, les presento la música del futuro: reacTable.

Les quería presentar este nuevo instrumento en relación a las tecnologías generativas y estériles.

Me parece interesante la introducción de la reacTable a nuestro mundo musical ya que es una interfaz completamene nueva y digital para la creación de música.

Mi argumento es el siguiente. La reacTable permite algo que ningún instrumento había permitido con anterioridad: hacer música sin saber nada de música. A través de la interacción hombre-máquina se pueden crear piezas musicales sin tener ninguna noción de notas musicales, tempos, particiones, acordes, instrumentos o estilos y sus normas.
Es así que reacTable cae dentro de las tecnologías generativas ya que si bien el instrumento mismo no nos lleva a pensar directamente en modificarlo físicamente, su capacidad de creación es tan ilimitada como la imaginación del usuario.
Otro punto interesante acerca de reacTable es que crea una conexión visual entre acción y sonido que no existía anteriormente lo que facilita enormemente la conexión entre la creatividad y el arte de la creación musical, entre el hombre y la máquina.

La idea central de mi argumento es que el conocimiento, en este caso musical, fluye desde el instrumento hacia la persona. A diferencia de otras tecnologías donde el conocimiento fluía desde la persona hacia el instrumento, por ejemplo uno debe primero aprender a tocar guitarra o batería o cualquier instrumento convencional, y aquí me refiero a que se deben conocer las notas, saber sus nombres, escribirlas, leerlas, los tiempos, los sostenidos, etc. y luego experimentar con el instrumento, reacTable permite una inversíon del proceso cognitivo donde la experimentación con el instrumento nos permite la creación de nuestras propias notas y tempos sin encapsularnos dentro de convenciones de estilos o etapas monótonas de aprendizaje.

De esta forma reacTable genera nuevos estilos y formas de imaginar, componer, concebir y hacer música que no están acotados por reglas pre-establecidas que se deben respetar ciegamente para poder crear música. También cuestiona la institucionalidad que se ha construído entorno a la creación y evaluación musical de acuerdo a pautas pre-establecidas.

Finalmente les dejo aquí un link para ver la potencialidad de este instrumento en manos de personas más informadas:

http://www.youtube.com/watch?v=vm_FzLya8y4&feature=related

Un último dato: Björk ya tiene uno y lo usa!


Francisco Quintana

2 comments:

Daniel Castell said...

Realmente me dejó descolocado esto. Yo creo saber de música, pero no tenía idea de esto. Igual es cierto. Es bueno que permite hacer música a quien no tiene conceptos ni básicos sobre ella, el problema es la calidad. Claramente en buenas manos es un intrumento increible, pero creo que se limita más a la improvisación. No veo como alguien que hace una secuencia basada en la visualidad de esas fichas digitales pueda repetir la misma melodia en otra oportunidad, aunque tenga excelente memoria fotográfica. De todas formas, reitero, me parece un instrumento muy innovador pero -llámenme tradicional-, no veo como eso se puede pasar a una partitura.

Saludos. Buen artículo.

Meph said...

Saludos Pancho!

Me alegraste el día con este post. Aunque probablemente nunca lo use, me hizo feliz saber que eventualmente podría componer algo siendo el cero absoluto que soy en términos musicales (hasta RockBand me supera).
Creo que la inversión del proceso cognitivo que planteas no es tanto una inversión como una alteración, una intermediación: no tienes que aprender música, pero tienes que aprender a usar la máquina que te enseña a componer. De cierta manera lo veo análogo a aprender a usar un software de estudio de idiomas, por ejemplo.
De todas maneras rescato el punto respecto a que cada vez hay maquinitas más sofisticadas que parecen más inteligentes que el usuario (las cámaras de fotos que reconocen caras y ahora que ¡disparan cuando sonríes!), pero de todas maneras siempre hay una persona detrás (generalmente varias) que las idearon y pusieron a nuestra disposición, asi que siguen siendo intermediarios o depósitos intermedios de conocimientos, a mi juicio.

Saludos a todos y ojalá no moleste mi calidad de infiltrada (en la clase y el blog), está interesante vuestro ramo...

Emi